domingo, 9 de marzo de 2008

Seres dormidos VI

Se recomienda la previa lectura de todos los post bajo el mismo nombre.


Cuando no hay lugar donde la respiración siga su curso, abriendo las puertas de un lago huérfano, cuando un continúo pasadizo resquebrajado, agrietado, provocando un agujero hacia el abismo, puesto que existen almendras que sin ser místicas, son atributos de quebranto, engullen encaprichadamente todo y más, siendo otra vez el mismo eje donde parte todas las rutas de la amargura, donde las hormigas no hacen más que seguir a sus predecesoras, de ésta forma, únicas e individuales eslabón por eslabón, en una cadena de tantas, un conjunto de miembros sobre la acera, personajes sobre el suelo de parqué maldito, influenciándose mutuamente por los estados de euforia consumida, permiten que sus grises cerebros se adentren en un profundo estado que suscita la carestía de neuronas, quemándose una a una, una a una, una a una y ejercitando a su vez movimientos de conducta desaforada, nada importa más que vivir en el presente.

Número uno, el Arquero vencido por Baco, acaba de liberar su tensión sexual con una prostituta, conjuga su suma y sigue de alcohol, cocaína y jachís, expresándose en un soliloquio grave y confuso, podría ser recitado en su interior, pero la victoria tenía que ser conmemorada; nadie en realidad le escucha, le ignoran a través de cómplices miradas perversas, riéndose de él mecánicamente: mirada- ingesta líquida-mirada-sonrisa-ingesta líquida-mirada. Es igual, indiferente todo aquello que salga de sus cortados labios, tiene dinero y el dinero mueve montañas, las montañas del mal.

Sujeto dos, hijo pródiga que retorna enajenadamente con melódica adaptación de la tierra exiliada, su tono denota la teoría de la supervivencia en acomodamiento de las especies en pos de sociabilidad. Enseña y narra con gracia, esmero y una fuerte influencia masculina en su gesticulación modificada adredemente en su día –natural pues en el presente- todas sus hazañas cuán épica homérica de la nueva era; sin muertos en propio significado, con muertos en los actos ejercidos ante la pérdida de tiempo oro.

Individuo tres, permanece aposentado a la espera de su anhelado trofeo nocturno, el mismo que suscita los soliloquios de número uno, el mismo que provoca la verborrea de número dos… su comunicación marchita sólo contiene una finalidad de esparto: algo barato y práctico, carente de sensibilidad, hiriendo de un modo u otro el temperamento del prójimo, bien sea con defectos mentales o corporales, bien con insinuaciones carnales.

Ente cuatro, deja que el oleaje momentáneo de las hazañas de número dos y la comunicación marchita de su consecutiva cifra, individuo tres, la lleven a las profundidades lejanas de los asuntos triviales, así, ríe por reír escandalosamente, habla por hablar y en ocasiones es fuertemente ignorada como el primero de estos miembros; su mente desdoblada, está pendiente de la llegada del sucesor de los tronos para provocar un estado tal vez patológico de celos a aquel que se halla sirviendo en su rutina explotada las necesidades del cliente.

Por último, quinto personaje, pendiente de las conversaciones, apurando su botellín, aspirando a tratarse del único y concluyente de la madrugada, se cuestiona silenciosamente porqué prefirió emigrar a aquel lugar, a aquel antro que convierte a los seres en despojos; su mente también se desdobla pensando en aquel hombre… que algo raro tenía; pese a estar rodeada de conocidos, padece un estado interno de incomodidad excesiva por todo su ser, desde el pecho hasta los pies, desde el pecho hasta los brazos, desde el pecho hasta la cabeza… Sabía que tarde o temprano se sentirá herida por los comentarios de número tres y tendrá que contenerse, guardar su ira y respirar profundo, permitiendo en que la conviertan en una persona sin valor más, como todos los que en el bar se hallan. Consciente de la pérdida de tiempo del conjunto, Aidé opta por huir; lógicamente, número uno, el Arquero vencido por las rutinas dionisiacas, insiste en invitarla a su botellín.

7 comentarios:

*LaDy SiSiaK* dijo...

¿blog en crisis, blog en crisis, blog en crisis?

Fenrisar dijo...

See Here or Here

María (Luna) dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María (Luna) dijo...

Joder Lady...Si te digo que esto me suena. :-) Siempe buscan similitud con la realidad al leer.

Es decir, los personajes me suenan...O yo los veo purular por mi alrrededor en un tal bar 2000 o Galería.

Proseguiremos la lectura.

He hecho trampas, ¿lo sabes?, he de leerme ahora las demás.

Besos

landres dijo...

tengo que pelear con la recomendacion. mil disculpas seores

guayi dijo...

un submundo, ese que se desarrolla paralelamente, que va sin ser descubierto y que muchos disfrutan o sufren todo depende no?

Anónimo dijo...

LaDy SiSiaK, reconozco que eres la única de este blog que sabe escribir genial, pero tus relatos son infumables, aunque, repito, bien escritos.