miércoles, 13 de febrero de 2008

Lady Sisiak & en honor a...

Leopoldo María Panero (Madrid, 1948), poeta español, encuadrado dentro del grupo de los novísimos.
Panero es el arquetipo de un malditismo cultivado tanto como repudiado, pero ese malditismo no le ha impedido ser el primer miembro de su generación en incorporarse a la nómina de clásicos de la editorial Cátedra, contar con una espléndida biografía de J. Benito Fernández (El contorno del abismo, Tusquets,
1999) e insertarse en la historia literaria, las antologías y los programas académicos.
Hijo de
Leopoldo Panero (1909-1962), poeta de sugerente voz, el joven Leopoldo María Panero, al igual que tantos descendientes de los prohombres del régimen franquista, se siente fascinado por la izquierda radical. Su militancia antifranquista constituirá el primero de sus grandes desastres y le valdrá su primera estancia en prisión. Tiene una formación Humanista, estudia Filosofía y Letras en la Universidad Complutense de Madrid y Filología Francesa en la Universidad Central de Barcelona. De aquellos años jóvenes datan también sus primeras experiencias con las drogas. Desde el alcohol hasta la heroína, a la que dedicaría una impresionante colección de poemas en 1992, ninguna le es ajena. En los años 70 es ingresado por primera vez en un psiquiátrico. Sin embargo,sus constantes reclusiones no le impiden desarrollar una copiosa bibliografía no sólo como poeta, sino también como traductor, ensayista e incluso narrador. A finales de la década de los 80, cuando por fin su obra alcanza el aplauso de la crítica entendida, se decide que ingrese de manera permanente en el psiquiátrico de Mondragón. Sin embargo, casi diez años después se establece, por propia voluntad, en la Unidad Psiquiátrica de Las Palmas de Gran Canaria. La vida de este poeta y su entorno familiar siempre ha desatado curiosidad en el ámbito cultural, como muestra la película de Jaime Chávarri, El desencanto (1974), un documental que refleja cómo era su familia, en plena desintegración del franquismo, acomodada e intelectual, pero también: desmembrada, autoritaria y en la que la figura de su padre pesaba aún con su ausencia. En la década de los 90 Ricardo Franco se fijaría de nuevo en Los Panero para filmar Después de tantos años pero esta vez, sin la presencia de la madre -ya fallecida-. En 2003 se le concede el Premio Estaño de Literatura por una antología poética de Túa Blesa, publicada dos años antes.


AGUJERO LLAMADO NEVERMORE:
El canto del llanero solitario
(VIII- 1871 )
La paciencia es un arte
o pesadumbre
macizo montañoso
y los calendarios inexistentes
¿Quieres un padre?
No gracias
Nuestros hijos también murireron
Y alguien (en el jardín, en la crepúsculo de metal
"la novida es un estada de disolución
del yo en vida, aun cuando algunos
no exactamente lo hayan identificado con la uerte
cuasa de la escritura y también su resultado"
y los cristales cantaban
a heladas fuentes
dejando sólo un laberinto de ecos
un fantasa no aúlla
y en el cráter del Etna
that is cold
las fotografías la luna
sistemas de muerte tierra
en donde el deseo no existe
ciudad-estrella
Zagreus
Ven, fuego
The blood´s tide like the music
y el eco de los muertos disparos

4 comentarios:

Ladrón_De_Versos dijo...

sisiak... pásame los videos por el msn o por el email. Pero hazlo coño! No los encuentro en el tubo y sigo sin poder escucharlos.

Ladrón_De_Versos dijo...

Nada, tú a la tuya, ni puto caso... Sigo esperando los links de los videos.

*LaDy SiSiaK* dijo...

tronko nu te me alteres, que ayer llegué a las 2 a kelo... echamos mano de los trankis?? venga, ahora si te pillo te rulo un par... aunq nu es tan dificil perro infame, pones el título y punto pelota.

muak

Anónimo dijo...

Konozco a Panero Lady Sisiak, no se si por suerte... (yonki-de-la-poesia)