domingo, 24 de febrero de 2008

Tras la tempestad


Baños del Carmen. Fotos de Nómada planetario.

Atrás quedaron los días de fuerte levantera y lluvia, hoy merece la pena un paseo por los decadentes Baños del Carmen, uno de los hitos del turismo de Sol y playa, desde finales del siglo XIX, y hasta el tardofranquismo allá por la decada de los 70 en estas instalaciones se bañaban separados ambos géneros, era preciso evitar la promiscuidad y la tentación de ver a una señora de aquellas con un bañador de viuda, casi de cuello alto. Incluso en la mar se prolongaba la división de sexos mediante una gruesa maroma y un vigilante con un silbato que avisaba a todo osado que pretendiera aproximarse a la zona femenina. Eso sí los mariquitas lo pasaban divino rodeados de machos exclusivamente y sin competencia.

Disponían de casetas para vestuario y alquiler de traje de baño, puesto que se organizaban excursiones en autobús desde poblaciones del interior y por aquellas latitudes carecían de la indumentaria adecuada, así que le endosaban un meyba que ríase usted de Fraga.

A día de doy el Ayuntamiento se propone especular a manos llenas con el terreno baldío de las extintas instalaciones, de momento pausa hasta que se aclaren las elecciones.

2 comentarios:

Glo dijo...

Bello, sugerente lugar...

Olga S.Isidro dijo...

¡Me lo compro! de verdad, sí pudiera lo haría.
Fenomenal sitio para descansar.