lunes, 5 de mayo de 2008

Lady Sisiak & Seres Dormidos, 2ª parte, XVII

La vida es aburrida y fútil. Empezamos con grandes esperanzas y después nos acojonamos.
Nos damos cuenta de que todos vamos a morir, sin encontrar realmente las grandes respuestas. Desarrollamos todas estas ideas de largo alcance que se limitan a interpretar la realidad de nuestras vidas de diferentes maneras, sin extender nuestro cuerpo de conocimientos que realmente merecen la pena sobre las grandes cosas, cosas reales. Básicamente vivimos una vida corta y decepcionante; y a continuación morimos. Llenamos nuestras vidas de mierda, de cosas como carreras y relaciones para convencernos a nosotros mismos de que no todo carece de sentido. El caballo es una droga honesta porque te arranca todas esas ilusiones. (…)
Irvine Welsh
Trainspotting



-Es lo que tiene la cocaína hija mía…- conducía sin preocuparse por el tráfico lento de las ocho y media de la mañana, se ocultaba tras sus gafas de aviador pasadas de moda, masticaba un chicle de menta y su aroma, invadía todo el coche o al menos así lo percibía Aidé desde el asiento del copiloto- al final acabas poniéndote entre semana, los miércoles, en general, para aguantar el ritmo, no sé si me entiendes…- subió el volumen de la radio, ella detestaba aquella melodía que anunciaba la emisora, le hacía sentirse encarcelada, agobiada- Bueno, ¿Y qué vas a hacer este fin de año?

-No sé…- respondió

-¿No lo sabes?-insistió

-No Víctor- contestó de nuevo

-Podríamos salir por ahí los dos juntos… ya tienes edad… las navidades y todo eso… toda esa mentira comercial, no es más que una trola hipócrita para que la gente compre- se miró por el retrovisor, maravillado de la frase tan sensata que sentenciaba- a tu madre le encantaban ¿Sabes?... Al principio ella era un poco tímida y tal, muy sosa, vamos. Se relacionaba lo justó- pausó- luego me conoció a mí, vio mundo… tomó rienda suelta con eso de la botella y tal. En fin ¿Qué te voy a contar de ésa que nos dejó tirados, eh tesoro?

-No me cuentes nada ¿Quieres?- dijo encendiéndose un cigarrillo- Me importa una mierda la vida de una madre que no he tenido…- ambos guardaron silencio escuchando la sección de horóscopos del día, curioso cuando gran parte de la población lo tachaba de absurdo.

-¿Qué tal las clases de baile? ¿Bien?

-No están mal- miró a lo coches contiguos, hacía frío, los cristales se empañaban y dejaban entrever algunos dibujos anteriormente trazados en los mismos- me gusta ¿Sabes? Me siento bien yendo a ellas.

-Me alegro Aidé, me alegro… quizá el día de mañana seas una bailarina famosa ¿No? ¿Te imaginas si sacas a tu padre de su pozo?- rió

-Eso nunca pasará…- confirmó, ambos se miraron de reojo- no que te saque del pozo… sino, lo de ser famosa, para eso tendría que haber empezado antes.

-Entiendo…-escupió el chicle por la ventanilla, alcanzó su petaca que se hallaba próxima a la palanca de cambios, pegó un trago y se la ofreció después; Aidé la miró primero con gesto despótico, luego sonrió, la tomó y bebió también- ¡Esa es mi chica!- exclamó mientras le revolvía el cabello- espero que no le digas nada a Ángela.

-Te crees que soy tonta…- dijo devolviéndole la petaca- ni si quiera puede oír hablar de ti- miró su reloj de muñeca, confiaba más en el suyo que en el de su padre que nunca lo llevaba puntual- mierda, llego tarde

-No pasa nada, mujer- le pegó otro trago- tienes el graduado Aidé… te ha costado después de ir de un colegio a otro… pero lo tienes- de nuevo le ofreció la petaca, ella la tomó sin más- Eres joven Aidé…joven y guapa, cuando tu madre tenía tu edad, tu ya estabas es camino…- buscó su paquete de tabaco pero no lo encontró- pásame un cigarro ¿Quieres?- Aidé hizo lo dicho, rápidamente él lo encendió- así que ten cuidado y no te bajes las bragas con ningún cabrón… si no lo has hecho ya, claro está- echó el humo mientras reía, dejando entrever sus dientes putrefactos, negros, grises y amarillos, repletos de caries y sarro.

-Víctor, por dios…- se quejó

-Intento proteger a mi descendencia…- siguió riéndose de forma más patética aun- ¿Qué quieres?

El rostro de Aidé, dibujaba el desprecio y la repugnancia, guardando silencio, juró para sus adentros no volver a ver a su padre, no era la primera vez que se lo prometía, sabía que le volvería a ver cada vez que éste le llamara. Le odiaba, pero al mismo tiempo sentía hacia él un afecto único e inexplicable, tal vez porque era el único concepto de familia que tía simplemente. A pesar de esto, le apreciaba como un amigo y a decir verdad, algo así era, porque su mundo únicamente se centraba en el baile, en las clases que apenas asistía y en él, consideraba a sus pocas amistades como simples vías de intercambio de palabras superfluas que nada aportarían, mucho menos apoyarla en los malos momentos; cayendo así en un círculo de extraña dependencia, prefería salir con él algún fin de semana, de bares, gratis que con sus compañeras de clase, de botellón, pagando. Algún que otro idilio había mantenido ya con aquellos hombres de treinta y tantos, compañeros de fiesta de su padre, en los baños de los tugurios, donde el punto de ebriedad era incontrolable, donde ella permanecía quieta en una esquina del lavabo, dejándose magrear… recordando algo que creía que nunca había vivido, siendo pues una novedad en su consciente.

Padeciendo un calor inmenso en la boca de su estómago vacío ante el ayuno y ahora abrigado por los últimos chupitos de ron de la mañana, comenzó a sentirse envuelta por una sensación de bienestar y relajación, miró al asiento del piloto, donde se encontraba su padre, ahora nada le importaba, mucho menos si llegaba tarde o no a las clases

4 comentarios:

María (Luna) dijo...

Genial

Mirale la cara a la puerca repul,siva dijo...

Mirale la cara a la pedazo puerca repulsiva:

http://www.20minutos.es/data/img/2008/04/25/803083.jpg

http://www.20minutos.es/data/img/2008/04/24/802355.jpg

Mírasela cerdo cabrón, es una rata asquerosa.

SUS OJOS NO TIENE VIDA PORQUE SU CARA ES UNA MUECA.

NO ES CAPAZ DE SONREIR NI DE GESTICULAR.

¿qUE ES ESE GESTO ? ¿UNA SONRIZSA O UNA EXPRESION DE ASCO?

¡ES UNA MUECA.

LO MISMO QUE SUS INEXPRESIVOS OJOS.

NO REFLEJAN NADA. UNA PERSONA CUANDO SONRIE LO HACE TAMBIEN POR LOS OJOS.

ESA PUERCA CON ESA HORRENDA BOCA, ESOS DIENTES REPULSIVOS Y ESA CARA DE MUERTE ES INCAPAZ DE SONREIR.

ES INEXPRESIVA. TRNASPARENTA SOLO MUERTE. DA ASCO.

ENSEÑA LOS DIENTES EN ESA HONRRENDA MUECA PORQUE NO PUEDE ENCAJAR LOS LABIOS.

ESA PUERCA ES UNA AUTENTICA MUERTA.

SI ERES INCAPAZ DE VERLO ES PORQUE ESTAS CIEGO.

RESPIRAR AIRE AL LADO DE LA PUERCA ES CONTAGIOSO.

TU TAMBIEN ESTÁS MUERTO CERDO REPELENTE.

lo dijo Mirale la cara a la pedazo puerca repulsiva: · 7 Mayo 2008 | 02:39 AM

Anónimo dijo...

dios mío, como me alegro de ser yola destinataria de esos insultos

Anónimo dijo...

nadie ha leido ni un solo renglon de tus ladrillos cretina ni yo los pienso leer