jueves, 14 de febrero de 2008

Lady Sisiak & cajones de vinilo

Según cuenta la leyenda, Edith Piaf nace debajo de una farola frente al número 72 de la rue de Belleville en París, de padre acróbata, Louis Alphonse Gassion (nacido en Castillon en la región de Calvados en Normandía el 10 de mayo de 1881) y de madre cantante ambulante, Annetta Maillard (1895-1945), de origen italo-argelino.
Siendo pequeña, su madre, demasiado pobre como para criarla, la confía a su abuela materna, Aïcha Saïd Ben Mohammed (1876-1930) originaria de Cabilia, quien a su vez la entrega a su padre, a punto este de ir al frente en la Primera Guerra Mundial. Él la deja con su abuela paterna (que regenta de una casa de prostitución en Bernay, Normandía) donde Édith es criada por las prostitutas de la casa.
Al finalizar la Primera Guerra Mundial, su padre vuelve del frente y la lleva consigo a vivir la vida de los artistas de los pequeños circos itinerantes, y luego la del artista ambulante, independiente y miserable. Édith revela su talento y su excepcional voz en las canciones populares que canta en las calles junto a su padre, tal como su madre lo hacía.
En 1933, a los 17 años, tiene una hija con su amante Louis Dupont, llamada Marcelle, que desgraciadamente muere de meningitis a los dos años de edad en 1935.
En 1935, es descubierta en la calle por Louis Leplée, gerente de un cabaret de moda, el Gerny's, situado en la avenida de los Campos Elíseos. La invita a presentarse con el nombre artístico de la niña Gorrión ("la Môme Piaf") debido a que era de pequeña estatura y cantaba como un gorrión con una voz espléndida. Sus presentaciones fueron todo un éxito, y su talento y su voz extraordinarios son destacados, entre otros, por el compositor Raymond Asso y su futura fiel amiga Margarita Monnot, compositora y pianista virtuosa, que la acompañará durante toda su carrera y compondrá para ella la música de Mon légionnaire, Hymne à l'amour, Milord y Amants d'un jour.
Firma un contrato con Polydor y graba su primer disco en 1936: les Mômes de la cloche ("los niños de la campana"; cloche, en argot, es el nombre genérico de los mendigos parisinos). Ello la convierte en un éxito mediático de forma inmediata. Pero en abril de ese año Louis Leplée es encontrado asesinado en su domicilio. Esto revela que él formaba parte de los bajos fondos del barrio parisino de Pigalle, lo que precipita a Édith al centro del escándalo y el linchamiento mediático, y la envía nuevamente al lugar de donde vino: la calle y los pequeños cabarets miserables.

En 1948, mientras está en una gira triunfal por Nueva York, vive la historia de amor más grande de su vida con un boxeador francés de origen argelino, Marcel Cerdan, que fue campeón del mundo de peso medio el 21 de septiembre de 1948 y que muere trágicamente en un accidente de avión el 28 de octubre de 1949 en el vuelo de París a Nueva York en el que viajaba a encontrarse con ella. Abatida por el sufrimiento, Édith Piaf se vuelve adicta a la morfina. Cantó su gran éxito Hymne à l'amour en su memoria.
Son varios los romances de Edith Piaf. Los más conocidos fueron con
Marlon Brando, Yves Montand, Charles Aznavour, Théo Sarapo, Georges Moustaki y Marcel Cerdan (este noviazgo originó la película Édith et Marcel).
En
1951, el joven cantautor Charles Aznavour se convierte en su secretario, asistente, chófer y confidente.
El 29 de julio de
1952 se casa con el célebre cantante francés Jacques Pills, según el testimonio de la actriz Marlene Dietrich. Se divorcian en 1956.
Comienza una historia de amor con
Georges Moustaki (Jo) a quien lanza a la canción. A su lado tuvo un grave accidente automovilístico el año 1958, lo que empeora su ya deteriorado estado de salud y su dependencia de la morfina.
En 1959, Édith se desploma en escena durante una gira en Nueva York. Tuvo que soportar numerosas operaciones quirúrgicas. Volvió a París en un penoso estado de salud y sin su marido Georges Moustaki, que la había abandonado.
En
1961, Édith Piaf, a petición de Bruno Coquatrix, ofrece una serie de conciertos, tal vez los más memorables y emotivos de su carrera, en el Olympia de París, local que estaba bajo amenaza de desaparecer por problemas financieros. Es en ese, su salón de espectáculos favorito, en el que interpreta la canción Non, je ne regrette rien, que se adapta perfectamente a su persona y que Charles Dumont compuso para ella. Con ello salva al Olympia y Bruno Coquatrix le queda eternamente agradecido.
A esas alturas, estaba muy enferma para tenerse en pie y se mueve y canta sólo con importantes dosis de
morfina.
El 9 de octubre de
1962, a los 47 años de edad, hastiada, enferma y drogada, se casa con Théo Sarapo, un cantante joven y apuesto de 26 años, quien declara que tiene la impresión de ser un hijo que cuida a su anciana y enferma madre. Cantan a dúo À quoi ça sert l'amour ?.
A principios del año
1963, Édith graba su última canción L'Homme de Berlin.
El 10 de octubre de 1963, Édith Piaf fallece en Plascassier a los 47 años de edad, desgastada por los abusos de la vida, la morfina y muchos sufrimientos. El transporte de sus restos mortales fue organizado clandestinamente y de forma ilegal.
Su fallecimiento fue anunciado oficialmente el
11 de octubre, el mismo día en que muere su amigo, el cineasta Jean Cocteau. Su entierro tiene lugar en el cementerio Père Lachaise, en París, con el homenaje de una inmensa multitud de admiradores.
Se dice que Jean Cocteau (con el cual Édith mantenía en ese entonces una asidua correspondencia) fallece al enterarse de su muerte.
Su último marido,
Théo Sarapo, muerto en un accidente automovilístico en 1970, es enterrado con ella.
De extraordinaria personalidad, sigue siendo una de las cantantes francesas más conocidas en el mundo. Además, dio a conocer con éxito a algunos cantantes.



6 comentarios:

*LaDy SiSiaK* dijo...

los pelos de punta me pone ésta mujer... ¿Reminiscencia de una vida un cabaret? jajajjaja no cabe duda!

OGT dijo...

Menudo tochazo. Csi que hubiera sido mejor poner el vídeo sólo. Yo ni me he molestado en leerlo. Total, pa la "cultura" que hay aquí...

OGT dijo...

Por cierto, mi plantilla es mejor que la vuestra.

*LaDy SiSiaK* dijo...

OGT querido, ya tuve la molestia de contestarte en el otro post... eres taaaaaannnn pesadito. Venga, repasamos la lección???

Hoy en barrio sésamo, cómo administrar su vida:
1-Su usted tiene ira guardada dentro a causa de una infancia turbulenta, nada mejor que romper un par de jarrones de su casa pensando en la persona emisora de su desdicha.
2-Cuando se es un sociopata al estilo Kevin Spencer con su amigo Alan, el ganso mágico, proceda cómo él, dediquese a beber jarabe para la tos, birras y pitillos, así su faceta violenta quedará anulada y sólo actuará en momentos de mono.
3- No putear al prójimo, pues, no asimila usted que de ésta manera, sus archienemigos disfrutan escribiendo semejantes consejos como los que ahora mismo yo stoy escribiendo?? Entiéndalo, es un grano en el culo muy gracioso que provoca placer al sentarse...
4- Cásquese una paja, de esta manera, su tiempo de parásito se ve remunerado con algo que le beneficia a usted mismo y al mismo tiempo, se quita ese jodido complejo de inferioridad pensando que se ha tirado a aquella mujer a la cual nunca va a poder acceder por su rostro repleto de sebo...

ÁNIMO, AGREGAME, QUE TE PASO CONSULTA VÍA MSN!!!

OGT dijo...

Lady, después de este derroche de "sabiduría" acuéstate y relaja la raja.

Olga S.Isidro dijo...

Iba a hacer un comentario, pero me detuve en los que ya estaban escritos, y de verdad, se me cayó la cara de vergüenza con los comentarios que leí de un tal “ogt”, lamento estos comentarios.

Mi madre que vio actuar a Edith Piaf, en París, siempre comento que jamás había escuchado una voz tan sugerente y hermosa como la de esa mujer.
Por ello me encanto este homenaje a la persona y a la artista.
Gracias y saludos.