martes, 8 de enero de 2008

Lady Sisiak &Delirium Tremens I

El que tu último amante a coleccionar se halle a eso de cuatrocientos kilómetros de distancia con sólo una semanita de visita al mes, hace replantearte tu existencia –que evidentemente sólo gira entorno a él- y empezar a barajar tus cartas mugrientas buscando un as de copas para hallar a alguien nuevo. Y de ahí al abismo.
Optas por retomar relaciones pasadas acabadas como siempre en tragedia por miedo o desidia de empezar con uno nuevo el cual conlleva cientos de trabajos marchitos: primero conoceros, que como no, supondrá mucho esfuerzo para que éste comprenda tu existencia dramática llena de capítulos dignos de una película de serie B, tu dependencia mediocre, ése contigo pero sin ti y lo más jodido de todo, conjugaros sexualmente para ninguno quede escaldado. Se ve a simple vista que es una pérdida de tiempo.
Sin comerlo ni beberlo, ebria a más no poder, hastiada de tu soledad que impera amor excéntrico, te ves como una energúmena mandando mensajes místicos a un par de selectos examantes con tal de recuperarles, uno que cual Principito de Antoine de Saint-Exupéry creemos que para su evasión aprovechó la migración de pájaros silvestres y otro que encaja a la perfección con un Rey de Copas invertido de Rider White. Omniscientes ambos, de una percepción que sólo funciona en casos de vida o muerte, saben a ciencia cierta que simplemente necesitas unos meses de locura pasional para luego hacer borrón y cuenta nueva, que es farol de poca monta y directamente, pasan de largo de querer inmiscuirse de nuevo en una relación limítrofe con la demencia. No contestan.
Así que sigues ahí, sola, necesitada de un Todo que apenas consigues describirlo, a fin de cuentas no es culpa tuya que tengas Venus en Leo y en la casa 10, si no de los astros y te maldices de cómo puedes ser tan perra promiscua –lo cual no es usual en tu modus operandi- de querer sucumbir de forma tan poco elegante tu relación a cuatrocientos kilómetros de distancia. No quieres admitirlo, pero la vida es un asco y el amor más,lo sabes. Esto te pasa por puta, por roja, por bruja y por bisexual. Así que a otra cosa mariposa.

7 comentarios:

María (luna) dijo...

Ja,ja,ja...Mejor ser puta, roja, bruja y bisexual que un millón de cosas más.

;-)

Me ha gustado

*LaDy SiSiaK* dijo...

Bueno, esta es mi primera aportación al foro, no tengo ni idea de qué esperáis de las intervenciones y todo eso... así que por favor, en caso de no ser satisfactorio AVISADME!!!

BESUKOS

María (luna) dijo...

Esta genial nena, genial.

solo joe dijo...

mmmmm, promiscua

ornitomono dijo...

pero esto que es...PERO ESTO QUE EEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEESSSSS

Luna Carmesi dijo...

Ser bisexual aumenta en doble las posibilidades de tener citas un sabado por la noche.

Otro tema son las distancias...
:-O

;-)

Saludetes

El murmullo de las cucarachas dijo...

Yo quiero fumar eso eso que tu te bebes y beber eso que tu te fumas!!!

Y que sepas que toas las brujas son bisexuales!!!!!!.... los cuentos nos mienten!!!...

besosssss por tus bajos fondos!!!